Departamento de investigación

Gavilán 75. (1406) Capital Federal.
Tel 4633-7564 Tel/fax 4631-5864.
investigacion@cienciasdelasalud.edu.ar
www.cienciasdelasalud.edu.ar

T2* LA IMPORTANCIA DE LA RESONANCIA MAGNETICA PARA LA CUANTIFICACION DE SOBRECARGA DE HIERRO

Presentado en el " XXIX CONGRESO ARGENTINO DE LICENCIADOS Y TECNICOS RADIOLOGOS" 9,10 Y 11 de Noviembre 2011 Rosario Argentina.

Claudia Caló

Hospital Alemán servicio de RM,

Docente de Radiologia del Instituto Superior de Ciencias de la Salud

Buenos Aires, Argentina

Objetivo: Valorar la utilidad e importancia de la cuantificación de sobrecarga hepática y miocárdica de hierro.

Introducción: La sobrecarga de hierro que acompaña a ciertas enfermedades puede determinar la evolución y la supervivencia del afectado. Si no se diagnostica y trata el deposito hepático de hierro deriva en cirrosis y en el miocardio produce miocardiopatías que, al ser silentes, son las que suelen conducir al fallecimiento del enfermo.

La falla cardiaca secundaria a la sobrecarga de hierro es la causa más frecuente de muerte en pacientes con Talasemia mayor. En Inglaterra, aproximadamente el 50% de los pacientes mueren antes de alcanzar la edad de 35 años. La cardiopatía es reversible si el tratamiento quelante comienza a tiempo, pero el diagnóstico frecuentemente se demora debido a lo impredecible del depósito cardiaco de hierro y el desarrollo de los síntomas y las anormalidades en el electrocardiograma. Una vez que se desarrolla la falla cardiaca sobreviene el precipitante deterioro y la muerte a pesar de la intensidad del tratamiento quelante. La medición del hierro en el miocardio podría permitir tempranamente  el diagnóstico y tratamiento y ayudar a reducir la mortalidad  revirtiendo la miocardiopatía.

T2-star (T2*) secuencia utilizada que no corrige las heterogeneidades del campo que son aumentadas con el depósito de hierro causando perdida de señal en el tejido afectado. (1)

Material y Métodos: Hemos estudiado evolutivamente 127 pacientes con sobrecarga férrica, mediante resonancia magnética (RM) hepática y cardíaca. Los pacientes fueron escaneados con un resonador  Symphony 1.5T, (Siemens Erlangen Alemania). Cada estudio duró aproximadamente 20 minutos.

El T2* en el hígado fue determinado según los parámetros provistos por la Universidad de Rennes. Un corte de 6 mm de espesor a través del centro del hígado en el plano axial en 5 secuencias según la siguiente descripción: T1 GRE 120/4/90º; DP GRE 120/4/20º; T2 GRE 120/9/20º; T2+ GRE 120/14/20º; T2++ GRE 120/21/20º. Cada secuencia fue adquirida con un tiempo de adquisición de aproximadamente 15 segundos con el paciente en apnea.

La medición en el miocardio se obtuvo mediante 11 secuencias single echo en eje corto en la zona media de los ventrículos cardiacos (TE 3-21); Cada imagen fue adquirida con un tiempo de adquisición entre 15-25 segundos dependiendo del eco utilizado. Con gatting ECG. El grosor del corte fue medido en el miocardio del VI abarcando las regiones del epicardio y el endocardio. Localizando la zona de interés en el septum distante de las venas cardiacas, las que podrían causar artificios de susceptibilidad.       .

La cuantificación hepática, se realizó en primera instancia, utilizando el protocolo de la Universidad de Rennes; posteriormente se cuantificó con las herramientas provistas por CMR Tools, tanto para la cuantificación hepática como cardiaca.

Resultados: varios pacientes fueron estudiados en distintas oportunidades con el fin de probar que la técnica utilizada T2* es reproducible. Posteriormente las imágenes obtenidas fueron analizadas independientemente por 3 observadores para probar la variabilidad entre los mismos.

Existió correlación entre los datos obtenidos por ambos métodos. Los resultados permitieron la elección del correcto tratamiento quelante para los pacientes. En estudios de seguimiento se ha comprobado la reducción de la sobrecarga de hierro tanto en hígado como en miocardio.

En muchos pacientes se halló discordancia entre la concentración de hierro en hígado y en miocardio, pudiéndose deber a la efectividad del tratamiento quelante.

Discusión: el depósito de hierro ocurre debido a un exceso de absorción gastrointestinal  secundario a diversas patologías y sus tratamientos respectivos.

El cuerpo humano no tiene un mecanismo para excretar dicho exceso de hierro, el cual comienza a depositarse en hígado, páncreas, glándulas endócrinas y miocardio.

Utilizando la técnica T2* es posible identificar más tempranamente esos pacientes que requieren tratamiento quelante intensivo, previo a la disfunción miocárdica, lo que podría evitar la mortalidad asociada a la falla cardiaca.

La secuencia utilizada es T2* en lugar de SE (spin eco) debido a su alta sensibilidad al depósito de hierro sumado al beneficio de su corto tiempo de adquisición, lo que minimiza los artificios debidos a los movimientos respiratorios propios del paciente.

Conclusiones: Gradiente de eco T2* provee una técnica rápida, reproducible y no invasiva para medir el depósito de hierro. La RM es el método de elección, para cuantificar la sobrecarga férrica, orienta sobre el pronóstico y permite la elección del tratamiento más adecuado, relegando a la biopsia hepática a un segundo plano por ser una técnica invasiva y riesgosa. El diagnóstico y tratamiento temprano reducen la mortalidad en pacientes con esta afección.