Salud: en Santa Fe hay un enfermero y un médico cada mil habitantes

 

 

Según el primer informe de la Sala de Situación del Ministerio de Salud de la provincia, en Santa Fe, hay 1,63 médicos y 1,55 enfermeros cada mil habitantes, y la relación médicos/enfermeros es de 0,95 (es decir, que hay un médico cada un enfermero).

No obstante, ³con una relación enfermeros/médicos de 0,95 como promedio para el sistema público de salud provincial, se observa (ver cuadro) que casi la mitad de los departamentos se ubican por debajo del promedio (San Lorenzo, Belgrano, San Martín, Rosario, Caseros, General López, San Justo y Castellanos), mientras que el resto presenta un indicador mayor al promedio (Constitución, La Capital, San Jerónimo, Las Colonias, General Obligado, 9 de Julio, San Cristóbal, Vera, Iriondo, Garay y San Javier)², explica el informe de la Sala de Situación al que accedió Diario UNO.

Y analiza: ³Si bien el dato no refleja absolutamente la realidad, y por ello sería aventurado realizar conjeturas, cabe reflexionar sobre la valoración de la práctica profesional de la enfermería. Puede ocurrir al igual que en otras jurisdicciones, que otras profesiones y oficios de la salud sean más valoradas socialmente y por ello demandadas por los futuros profesionales².

Esta ³tendencia² no sólo se observa en la provincia. En todo el país trabaja la mitad de los enfermeros que hacen falta. El sistema de salud público y privado cuenta con 80 mil, pero harían falta unos 160 mil para que la calidad de atención mejorará. Para colmo, el 66 por ciento de todos los enfermeros de la Argentina son auxiliares de enfermería, lo que quiere decir que aprendieron a hacer las tareas profesionales de modo empírico, pero no tienen una formación sólida como para cumplir con todas las tareas.

Según la ley (la 24.004, de 1991), los auxiliares de enfermería sólo podrían controlar los signos vitales y la alimentación de los pacientes, moverlos, lavarlos y darles los medicamentos.

Pero no estarían habilitados para colocar inyecciones, vacunas ni sueros. La realidad es otra.

En el país hay un enfermero por cada dos médicos. Salud de la Nación trazó en 2009 el objetivo de que la relación sea de un enfermero por médico (lo que sucede en la provincia, en promedio).

Seiscientos por año

En igual sentido, el ministro de Salud de la provincia de Santa Fe, doctor Miguel Ángel Cappiello, reconoció que existe un déficit de enfermeros a nivel nacional. ³Hay una gran falta de enfermeros en todo el país. Faltan alrededor de 45 mil en toda la Argentina², dijo a Diario UNO.

³En Santa Fe hemos incrementado el cupo para formar enfermeros para llegar a los 600 que anualmente se necesitan², remarcó el titular de la cartera sanitaria.

³Hay una concentración de enfermeros en muchos lugares y hay otros sitios a los que aún no pudimos llegar con los enfermeros y los médicos², remarcó el ministro Cappiello.

Médicos

El primer informe de la Sala de Situación expresa que considerando como fuente de información el análisis de la totalidad de médicos de la provincia de Santa Fe elaborado por la Dirección General de Estadísticas del Ministerio de Salud se presentan los datos acerca de médicos matriculados en la provincia.

Dicho análisis fue elaborado a partir de padrón del Colegio de Médicos de Santa Fe (Primera y Segunda Circunscripción) de 2009. La cantidad de profesionales colegiados es 14.291.

Las poblaciones utilizadas en el análisis corresponden a las proyecciones realizadas al 2009, siendo de 3.264.095 personas y dado que en todo el territorio residen 14.291 médicos, la proporción de personas por cada médico es de 228.

³Un aspecto de gran interés a analizar es la cantidad de médicos que residen en la provincia de Santa Fe por departamento. Rosario es el más populoso de la provincia de Santa Fe y el que más cantidad de médicos presenta. En segundo lugar se encuentra La Capital, aunque el mismo presenta una población menor que la mitad del departamento Rosario y la cantidad de médicos es tres veces inferior. Los departamentos que menor cantidad de médicos presentan son Garay, San Javier y 9 de Julio², describe el informe.

En el país, faltan entre 45 y 90 mil enfermeros

El Instituto Superior de Ciencias de la Salud (ISCS) dijo en un informe que en la Argentina faltan al menos 45 mil de estos enfermeros, aunque si se tomaran parámetros más exigentes, esa cifra podría llegar a 90 mil.

Las estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación señalan que por cada 10.000 habitantes hay 3,8 enfermeros, incluidos enfermeros profesionales y licenciados en enfermería. Y que cada 10.000 habitantes hay 32,1 médicos, por lo que se concluye que existe un solo enfermero cada ocho médicos, muy lejos de los estándares internacionales.

³Las recomendaciones de los organismos internacionales señalan que debe haber de dos a cuatro enfermeros por cada médico y esa cifra arroja como resultado que faltan entre 40.000 y 90.000 enfermeros en la Argentina², señaló el trabajo del ISCS que dirige el médico Claudio Santa María.

Distribución

³A la problemática de la escasez de enfermeros, hay que sumarle una distribución despareja en el territorio nacional², dijo el ISCS en un comunicado.

Las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe tienen el mayor número de enfermeros, pero tienen también el mayor porcentaje de población.

En tanto, Mendoza y Salta se destacan por tener el mayor número de enfermeros profesionales.

La Patagonia llega a 85 por ciento el número de auxiliares de enfermería y en la zona norte del país aumenta el porcentaje de voluntarios con experiencia.

Migración

Según el Instituto, lo que complica más aún el panorama es ³la migración de enfermeros a Europa, principalmente a Italia y España y también a los EE.UU. y a Australia, entre otros países².

El informe recordó cómo ponderan la actividad la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Consejo Internacional de Enfermería (CIE), para quien la profesión es parte integral del Sistema de Atención de Salud, que abarca la promoción de la salud, la prevención de las enfermedades, el cuidado de enfermos físicos, mentales e impedidos de todas las edades en todos los sitios en los que brinda atención de salud y en otros servicios comunitarios.

Fuente: Diario UNO