Departamento de investigación

Gavilán 75. (1406) Capital Federal. Tel 4633-7564 Tel/fax 4631-5864.
investigacion@cienciasdelasalud.edu.ar
www.cienciasdelasalud.edu.ar

CAPITULO V DE NUESTRO LIBRO RETRATO DE ESTUDIANTES
Transtornos de la conducta alimentaria.

Por la Lic. en Nutrición Marcela Inés Romero.

La preocupación por el peso, el rechazo a la gordura son características de nuestro modo de vida y nuestra cultura, que tiene un doble discurso: por un lado promueve la obesidad y por el otro la rechaza obsesivamente, tal es el caso por ejemplo, de las publicaciones en donde modelos súper flacas proponen comer chocolates.
Usualmente a las personas que padecen un trastorno de la conducta alimentaria (TCA), les resulta muy difícil hacer un llamado telefónico en busca de ayuda o charlarlo con alguien.
Debemos diferenciar que los trastornos no se curan, sino que se recuperan, esto quiere decir que esta alteración no deja inmunidad y aunque el/la paciente se hayan recuperado, nadie puede asegurar que en un tiempo pueda volver a sufrir una recaída, es por esto tan importante que se realice un seguimiento a largo plazo del paciente.
Es fundamental evaluar la perspectiva de quien padece un trastorno de la conducta alimentaria, un dato importante lo aporta si llega a la consulta solo, acompañado o derivado, ya que es diferente el manejo posterior del paciente y también el pronóstico. Además, se debe evaluar la actitud frente al peso y la silueta.
También son de gran importancia los hábitos alimentarios que posee la persona, se debe registrar cuando, cuanto y bajo que circunstancias la persona come. Verificar las características de su plan alimentario, la ansiedad por los hidratos de carbono y la presencia de ayuno prolongado u omisión de comidas.
Para la buena evolución de los métodos de control de peso es esencial, la orientación de un médico clínico. El paciente puede seguir dietas drásticas hasta ayunos, en otros casos aparece la purga, que corresponde a la evacuación del contenido posterior a una gran ingesta o comilona.
Siempre han existido los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), pero en nuestros días, hay una mayor preocupación debido a que cada vez son más frecuentes. El modelo actual de belleza impone cuerpos más delgados y la industria es en este sentido mucho más exigente, publicaciones de dietas, técnicas para modelar la figura, productos milagrosos, etc. Uno de cada cuatro artículos de las góndolas está destinado a mujeres que las invitan a bajar de peso. La sociedad pone el listón fuera de límites: la mujer debe ser joven, atractiva, alta, delgada e inteligente... para tener éxito. La delgadez en nuestra sociedad se asocia con prestigio social, belleza, éxito, higiene, salud. Nada está más lejos de la realidad. Todo contribuye a que la población, en lugar de preocuparse de si su alimentación es realmente la adecuada, se dedique a conversar sobre lo que engorda o deja de engordar. Hay un rechazo social a la obesidad. Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), afectan mucho más a las mujeres que a los varones, el 90% de los afectados son mujeres y el 10% corresponde al sexo masculino.
Existen actualmente grupos de autoayuda, asociaciones familiares, dedicados a exigir no sólo medidas de prevención, sino también mejoras asistenciales en la red sanitaria y medidas legislativas que regulen la publicidad.
En la percepción de la propia imagen corporal influyen los sentimientos: si se está triste o deprimido, la percepción sobre uno mismo será negativa, si por el contrario se ha tenido un buen día, la imagen será maravillosa. También influye la autoestima, cualquiera que no se quiera a sí mismo, será difícil que esté satisfecho con su aspecto físico. Se define como imagen corporal: a la percepción que las personas tienen acerca de sí mismas y de su cuerpo, en la adolescencia se enfatiza y se cuestiona, no sólo la identidad, sino como se ve a sí mismo físicamente para ser aceptado dentro de un grupo social.

CAUSAS DE LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA (TCA)

*BIOLOGICOS: posible anormalidad de la transmisión noradrenérgica. Estudios han demostrado la disminución de una proteína llamada leptina, que proviene de los adipositos. El temperamento, hace que algunas personas sean más sensibles a desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria (TCA). Además, una vez que la persona ha comenzado con la inanición, comilonas o purgas, estos comportamientos pueden alterar la química del cerebro y prolongarse el problema.

*PSICOLOGICOS: estas personas con trastornos de la conducta alimentaria (TCA), tienden a ser perfeccionistas, siempre buscan la aprobación y temen a la crítica, no saben como expresar su enojo de una manera saludable.

*FAMILIARES: son familias que tienden a ser sobre protectoras, rígidas y poco efectivas para resolver conflictos. Usualmente exigen altos rangos de perfección y éxito.

*SOCIALES: nunca como hasta ahora la historia de la mujer había sido tan exhortada a ser delgada, por la TV, el cine, las revistas, etc. Son los claros ejemplos de todas las ventajas que recibe la mujer por mantenerse delgada. ¿Es este dato correcto?

*DISPARADORES: si una persona es vulnerable a padecer un trastorno de la conducta alimentaria (TCA), por poseer uno o más de los factores anteriores, algunas veces lo único que necesita para poner en acción el (TCA) trastorno de la conducta alimentaria, es un evento que no pueda o no sepa como manejar.

¿QUE HACE EL MEDICO PARA TRATAR UN TRASTORNO DE CONDUCTA ALIMENTARIA (TCA)?

Antes que nada, un chequeo médico, a través de los análisis de laboratorio, antropometría, signos vitales, niveles electrolíticos, monitorización del ritmo cardíaco, dmo (densitometría ósea) y evaluación del paciente en forma general.

¿QUE HACE EL TERAPEUTA PARA TRATAR UN TRASTORNO DE CONDUCTA ALIMENTARIA (TCA)?

Tendrá que ayudar al paciente a mejorar su imagen corporal, su autoestima, y otras situaciones emocionales que están acompañando al cuadro. Se requiere del apoyo del grupo familiar.

¿QUE HACE UN LICENCIADO EN NUTRICION FRENTE A UN PACIENTE CON UN TRASTORNO DE CONDUCTA ALIMENTARIA (TCA)?

Realizar un plan alimentario adecuado al momento en el cual se encuentra el paciente, crear vínculos duraderos que incentiven la confianza mutua para sobrellevar los momentos difíciles que se puedan encontrar a lo largo de la recuperación. Explicar las ventajas de cada grupo alimentario y los déficit que ocasiona su carencia, ayudando a cambiar la idea que tiene el paciente acerca de cuanto engordara por comer tal o cual alimento. El plan alimentario debe estar integrado por aquellos alimentos que sean aceptados por el paciente y poco a poco ir agregando otro nuevos, siempre con su aprobación. El objetivo será aumentar muy lentamente la ingesta en cantidad y calidad, reduciendo el gasto calórico para lograr un balance positivo. Es fundamental explicar cada paso que se va a dar y las consecuencias del mismo. Es frecuente el rechazo a agregar cantidades por temor a engordar o bien el incremento de la actividad física a escondidas para palear este aumento. Todas las actividades deben ser analizadas cuidadosamente para evitar trampas. La modificación del comportamiento se logra paulatinamente y a través de contratos simples con el paciente. El seguimiento debe ser a largo plazo, aun cuando se haya llegado al peso pactado y aparezca la menstruación, si es que la había perdido, ya que las recaídas son comunes.

¿SON UTILES LOS MEDICAMENTOS?

Siempre que sean recetados pueden ser valiosos para evitar o disminuir la depresión, el impulso por tener un atracón, la ansiedad. Ayudan a balancear las sustancias químicas del cerebro. Se administran por cierto tiempo.

ANOREXIA

Es una enfermedad caracterizada por la pérdida de peso y de apetito con alteración de la imagen corporal. Podemos hablar de 2 tipos de anorexia:
*De tipo restrictiva: describe cuadros clínicos en que la perdida de peso se consigue con dietas o ejercicio intenso.
*De tipo compulsiva purgativa: se utiliza para diferenciar al paciente que recurre a los atracones y a purgas, incluso después de ingerir pequeñas porciones.

CARACTERISTICAS:

*Rechazo permanente a mantener el peso aun dentro del límite mínimo para la talla y edad.
*miedo, que algunas veces llega a ser pánico ante el mínimo aumento de peso aun teniendo un peso bajo en ese momento.
*distorsión de la imagen corporal.
*desmayos. Piel seca. Cabello y uñas frágiles.
*lanugo: es el crecimiento de vello fino en la cara/espalda/brazos, que hace el cuerpo para defenderse del frío. *interrupción del crecimiento.
*disminución en los niveles de estrógenos.
*osteoporosis con la consiguiente exposición a fracturas.
*amenorrea o suspensión del período menstrual en el plazo de 3 ciclos. Puede ser primaria o secundaria.

El 90-95% de los casos afecta al sexo femenino. Las hermanas de anoréxicas o gemelas tienen un riesgo de desarrollar el mismo trastorno en un 6-7%. La edad de aparición es más precoz para la manifestación de la anorexia, la cual se observa frecuentemente en la adolescencia temprana, mientras que la bulimia se manifiesta con mayor incidencia en la adolescencia tardía o temprana juventud. Se han pesquisado alteraciones neuroendocrinas similares a las que se encuentran en trastornos afectivos con disminución de los niveles de noradrenalina. Existen factores predisponentes para el desarrollo de este trastorno de la conducta alimentaria:
*autoexigencia: altos logros con planes muy ambiciosos sobre el futuro. Son personas de alto rendimiento en diferentes áreas y por sobre todo muy inteligentes.
*gran aceptación por la familia, dado que son hijas perfectas, lo cual se deteriora con el desarrollo del trastorno. Familia bien conformada.
*baja autoestima: aun con todos los logros adquiridos, se creen torpes.
*personas con alexitimia o incapacidad para expresar las emociones, por lo tanto tendrán dificultad en la psicoterapia porque en vez de transformar sus conflictos los somatizan.
*un factor predisponente en el 25% de los casos es la obesidad.

FACTORES DESENCADENANTES:

*Pérdida de seres queridos, por separación, muerte, ruptura amorosa.
*enfermedades físicas debilitantes, como ser gastritis, hepatitis.
*primer contacto sexual, abuso sexual, alejamiento del hogar.

FACTORES PERPETUANTES:

*La propia emaciación (pérdida de peso excesivo, hasta el límite de auto consumirse la musculatura) produce alteraciones físicas cada vez más importantes, especialmente en cuanto a trastornos digestivos, alteración de la absorción de alimentos, mala tolerancia, retardo del vaciado gástrico, estreñimiento.
*distorsión de la imagen corporal. También pueden aparecer otros síntomas: anemia, leucopenia, hipotensión, arritmias, fobia social que se manifiesta con el aislamiento, alteraciones conductuales que se manifiestan con una preocupación constante por las calorías de cada alimento, depresión, ansiedad, perfeccionismo.

TRATAMIENTO:

El tratamiento precoz mejora el pronóstico, ya aclaramos al inicio que la recuperación no significa curación. La actitud terapéutica debe ser flexible, es decir adaptada a la persona y a su núcleo familiar. La resolución se logra a largo plazo, luego de 2 a 4 años de tratamiento. Los criterios de recuperación son:
*disminución de las alteraciones psicopatológicas.
*aceptación y mantención de un peso adecuado.
*recuperación de la menstruación.
*desaparición de la distorsión de la imagen corporal. Sólo se debe internar en casos extremos, como ser: intento de suicidio, alteraciones hidroelectrolíticas severas, abuso persistente de laxantes, hipotermia grave, disminución de peso por debajo del 70% del peso ideal. En este caso en la internación se compensaran los aspectos biológicos, psicológicos y farmacológicos.

PRONOSTICO:

La respuesta inicial positiva se produce en un 70% de los casos, a mediano y largo plazo un 40-50%, mortalidad en un 5% debido al suicidio o alteraciones hidroelectrolíticas y compromiso de órganos.

BULIMIA

Se trata de un apetito voraz e insaciable, acompañado de malestar y angustia que obliga a comer en exceso y deprisa, es decir, que hay deseos compulsivos de atracarse comiendo. Se pueden llegar a comer 5000 calorías en un solo episodio, después hay un período de culpa y verguenza, buscando a veces la manera de desechar esa culpa a través de una purga (laxantes, vómitos, diuréticos, actividad física hasta quedar extenuado). Podemos resumir diciendo que hay 2 tipos de bulimia:
*la purgativa y la no- purgativa.
¿Cómo nos damos cuenta de que nuestro familiar, amigo o hija/o presenta este trastorno de la conducta alimentaria?
Se considera que un paciente es bulímico cuando presenta 1 o más atracones por semana durante tres meses, preocupación excesiva por el peso, distribución de la grasa en la cadera y muslos. Una clave es el estado de la heladera. El paciente con atracones come muchísima cantidad de alimentos. Prestar atención a pedidos de plata repentinos o salidas rápidas. Las idas al baño en forma sistemática luego de las comidas, permanecer allí u oír algún ruido extraño u olor, etc. Ante todo el consejo es ..actitud comprensiva. Los síntomas de bulimia siempre incluyen períodos recurrentes de:
*ansiedad o compulsión por comer.
*uso de purgas.
*Seguimiento de un sinfín de dietas.
*Alteraciones menstruales.
*aumento y descenso de peso brusco.
*aumento de caries.
*desgarros esofágicos.
*esofagitis crónica.
*dificultad para tragar.
*dolor de garganta crónico.
*cólicos abdominales y problemas digestivos.
*signo de rusell (callosidades en los dedos).
*hipokalemia (bajo potasio): fatiga, disminución en los reflejos, arritmias.

En lasl/os pacientes que presentan bulimia se caracteriza la estructura familiar alterada, con mayores conflictos y ampliamente disgregada.

FACTORES PREDISPONENTES:

*Trastornos de la personalidad. *sobrepeso u obesidad previos.

FACTORES DESENCADENANTES:

*Anorexia restrictiva previa. *pérdida de seres queridos. *situación de stress.

FACTORES PERPETUANTES:

Los factores que perpetúan un cuadro bulímico son las comilonas que conducen a purgas o a compensación no-purgativa como dieta, ayuno drástico y ejercicio.

COMPLICACIONES:

*Erosión del esmalte dental.
*aumento del volumen de las parótidas, debido a una mayor secreción de saliva, resultado de la purga.
*alteraciones hidroeléctricas que lleva a alteraciones en el sueño y en el electroencefalograma, fatiga, cansancio, temblores y arritmias.
*esofagitis.
*neumonías aspirativas.

TRATAMIENTO:

Tiene un aspecto psicoterapéutico y otro farmacológico. Se debe entregar información nutricional adecuada. La respuesta inicial positiva es del 90% de los casos, a mediano plazo un 40%. La mortalidad oscila en un 5-20% debido a suicidio y complicaciones médicas.

CONSEJOS PARA REALIZAR UN PLAN ALIMENTARIO SALUDABLE:

**Comer con moderación e incluir aquellos alimentos variados en todas sus comidas.
**consumir diariamente leche, yogures o quesos. Para aportar calcio para la correcta formación y mantención de huesos.
**incluir variedad de frutas y verduras diariamente.
**consumir carnes blancas y rojas retirando la grasa visible.
**realizar cocciones utilizando el aceite en crudo y sin agregar ningún otro tipo de grasa.
**moderar el consumo de sal y azúcar.
**incrementar la cantidad de cereales tales como trigo, avena, Centeno, cebada, etc. y sus derivados, harinas, panes, pastas, etc.
**evitar el consumo de todo tipo de bebida que contenga alcohol en niños, adolescentes y embarazadas y disminuirlo en los adultos.
**ingerir por lo menos 2 litros de agua potable por día.
**que los momentos de las comidas sean agradables y amenos para compartir con otras personas.

REFERENCIAS DEL AUTOR:

Marcela Inés Romero Licenciada en Nutrición egresada de la Universidad de Buenos Aires.
Desempeño en área asistencial y docencia.
Pasantías en el servicio de diabetes del Hospital Gral. San martín.
Ayudantía en la materia técnica dietética de la Universidad de Buenos Aires.
Asesoramiento en discapacidad en el hogar septiembre y revelación.
Profesora de Nutrición y Dietética en el Instituto Superior de Ciencias de la Salud en la carrera de Enfermería Profesional, Auxiliar de Enfermería, Profesorado de Educación Física y curso de Asistente en Alimentación.
Responsable del servicio de cuttering del Htal. Vélez Sarsfield
Atención en consultorios externos del instituto Dupuytrén y sanatorio Güemes.
Atención nutricional de pacientes crónicos afiliados a sadaic con internación domiciliaria.
Celular: 1551391672
Mail: mromero2k@hotmail.com
Mensajes: inscienciasdelasalud@arnet.com.ar
4633-7564 4631-5864